Materiales:
Una cafetera con agua hirviendo y una olla de agua fría.

Procedimiento:
Hervir agua en la cafetera para que los niños vean la nubecilla que se forma. Poner agua fría en una olla y sostenerla cerca de la nubecilla. Observar que cuando las gotas de agua de la nubecilla se enfrían forman gotas grandes. Explicar que las gotas pesan y por eso caen. Exactamente igual ocurre con las gotas de lluvia. Llueve cuando se enfrían las nubes.

Un día que este previsto que va a llover, hacer que los niños observen el cielo. Algunas veces, la temperatura y el viento indican, también, el cambio del tiempo.

Nota para el maestro:
La mayor parte de la humedad de las nubes se mantiene en suspenso debido a las corrientes de aire ligero. Cuando las gotas de agua que forman las nubes crecen y adquieren el peso suficiente, caen a través de la atmósfera. Han sido propuestas varias teorías para explicar por qué las gotitas de las nubes se reúnen para formar gotas de lluvia.